Análisis Super Donkey Kong 99【Sega Megadrive】

Análisis Super Donkey Kong 99【Sega Megadrive】

Super Donkey Kong 99, el Donkey Kong de la  Megadrive

Juego Bootleg no licenciado de la saga Donkey Kong Country para la consola de Sega, la cual nunca recibió oficialmente ningún título de la famosa saga de RARE, exclusiva de Nintendo.

La saga Donkey Kong es de las más longevas de la historia de los videojuegos. Famoso es el arcade Donkey Kong, uno de los arcade más importantes de todos los tiempos, y primer gran hito de Nintendo. El personaje "Jumpman", que más tarde se renombraría a Super Mario, debía rescatar a la damisela de turno, en ese juego llamada Pauline, de las garras de un malvado gorila llamado Donkey Kong.

Bajo esta simple premisa nace un personaje, Donkey Kong, el cual se guardó en el cajón durante mucho tiempo, ya que aparte de los juegos arcade de Donkey Kong y sus secuelas y conversiones para la Nintendo NES, y ordenadores de la época, desapareció en combate durante años. Tímidamente Nintendo lo sacó a colación con el fantástico remake Donkey Kong para la Game Boy, el primero compatible con el accesorio Super Game Boy, sacando de nuevo a respirar al gorila más famoso de los salones recreativos.

Gracias a una asociación con RARE, como second party sacaron para la Super Nintendo una suerte de nuevas aventuras rescatando los personajes del universo Donkey Kong, dando a la luz uno de los títulos más espectaculares de mitad de los 90's por su revolucionario aspecto técnico con gráficos pre-renderizados en estaciones de trabajo Silicon Graphics, los mismos equipos que se usaron para renderizar efectos digitales en ese momento muy punteros como los dinosaurios de jurassic park.

Os dejamos un enlace a un vídeo en castellano del amigo tuberviejuner enseñando dicha estación de trabajo

video tuberviejuner


Este título, llamado Donkey Kong Country, fue la respuesta de Nintendo a las nuevas consolas de 32 bits ya instauradas en el mercado empezando a marcar la diferencia, y sobre todo a la lucha de Nintendo por competir con la megadrive y sus add-ons como el Mega CD y el 32X, este último una suerte de periférico que convertía la megadrive en una consola de 32 bits, aunque con claras limitaciones. Esto forzó a Nintendo a mover ficha, y lo consiguió presentando dicho título que nos presentaba unos recursos gráficos y sonoros a años luz de lo visto hasta entonces dando un golpe sobre la mesa de lo que aún podía ofrecer un sistema ya algo desgastado y técnicamente empezando a acusar sus limitaciones técnicas de un sistema de principios de los 90.

Publicidad de la época de las bondades del Donkey Kong Country


Puesto el contexto, la sega megadrive también tuvo sus juegos con gráficos pre-renderizados, ya que si bien Donkey Kong Country abrió la lata de este estilo gráfico, siguieron otros títulos su estela: sus continuaciones en Super Nintendo, y algún juego de Disney como el fantástico Toy Story son ejemplo de ello. Toy Story salió tanto en Super Nintendo como en Megadrive, demostrando que la consola de sega podía perfectamente mover con soltura estos juegos. Exclusivos de Sega tenemos los Vectorman, en 1 y el 2, juegos de acción y plataformas muy buenos que salieron muy tarde y no tuvieron mucha repercusión mediática, sobre todo el 2, pero son otro claro ejemplo que la megadrive podía de sobras con estos títulos.

Vectorman, juego de acción con gráficos pre-renderizados


En esa época eran muy comunes los juegos "bootleg". Bootleg son títulos sin licencia, creados por estudios pequeños por gente no profesional, que lo que hacían era ripear (extraer) gráficos y sonidos de otros títulos, y con ingeniería inversa y programación montaban versiones y hacks de lo más variopintas. Una vez tenían hecho un motor gráfico, o unas físicas determinadas, se lanzaban múltiples hacks cambiando solo los sprites, sonido etc. Son juegos muy malos en general con malas físicas y colisiones, controles toscos, malos efectos de sonido... aunque hay de todo.

Estos juegos bootleg (o piratas, para entendernos) se vendían en mercadillos, en títulos made in china de múltiples juegos en 1, etc. No se podían comprar en tiendas oficiales. Eran más baratos que los títulos originales, y se podían ver mucho en países asiáticos, algunos países como Argentina, Brasil, etc se ve mucho material bootleg. 


presentacion donkey kong 99
Donkey Kong 99

En esta ocasión le tocó el turno a Donkey Kong Country. Un estudio desconocido (se cree que que lo hizo Gametc, responsables de otros juegos bootleg) hizo en 1999 una suerte de versión "libre" de los Donkey Kong Country, usando los gráficos y elementos de todos los títulos de la saga. El sonido está "robado" de múltiples juegos tan variopintos como Streets of Rage, Super Mario All-Stars, usa el driver de audio de High Seas Havoc... vamos lleva un mix importante de aquí y de allí. En cuanto a la jugabilidad, es dantesca. Un desastre. Malas colisiones con los enemigos, saltos imposibles, control tosco, gráficos con pocas animaciones... se hace un título muy difícil no por su dificultad en sí sino por su falta de fluidez.

El título se compone de 5 mundos, compuestos de elementos sacados tanto del Donkey Kong Country 1 y el 3.

super donkey kong 99
Pimera fase, "inspirada" en el Donkey Kong Contry 3

Decir que el título si se emula, puede dar algunos errores que lo hacen injugable: el enemigo de 3 mundo se hace inmortal al darle 3 toques y no se puede matar. Por lo que si lo emuláis hacerlo en un emulador como el Blastem, que sea un emulador lo más preciso posible o os vais a comer el fallo. 

Hay un código de Action Replay que soluciona esto: FF00D0:0000

Otro fallo que tiene el juego es justo en el enemigo final, King K.Rool. No le puedes saltar encima de la corona o te mata automáticamente, hay que dejar pasar la corona. Como veis, estos fallos hacen este juego algo especial, aunque si buscáis vídeos de youtube veréis la forma de pasarse el juego.

En resumen, como curiosidad está bien este juego bootleg, pero como título deja bastante que desear. Eso sí, pone sobre la mesa que la Sega Megadrive, podía con todo lo que le echaran, incluso si se trataba de un estandarte de la competencia, al menos en esa época.

Si os ha gustado el artículo, compartirlo en vuestras redes sociales!

No hay comentarios