▷ ANÁLISIS: BlastEm, el mejor emulador de SEGA Megadrive para PC

ristar sega megadrive

BlastEm, el emulador más preciso existente para windows de la Sega Megadrive.

Siguiendo la estela del emulador de Super NES Higan (antes llamado BSNes), tenemos un emulador de alta precisión emuladora para ordenador de la consola SEGA Megadrive llamado BlastEm. Este tipo de emulador escapa un poco de los emuladores convencionales, donde se prima la compatibilidad por encima de la exactitud y precisión.

Digamos que al igual en el Higan, el BlastEm prima la perfección y la emulación al mínimo detalle, siendo lo más fiel posible a la emulación del hardware. Eso es, que requiere mucho más trabajo, depuración, tiempo de desarrollo, y más recursos para funcionar bien (a día de hoy eso poco importa con los ordenadores de hoy día) y no es tarea fácil. Tampoco es un tipo de emulador que use hacks y trucos para emular, y así tener mayor compatibilidad aún perdiendo fidelidad.

Cuanto menos hay que darle una oportunidad y en su última versión ya está bastante adelantado y funcional. Tiene implementaciones extras como overclockear el 6800, así como poder incluso bajarle la frecuencia.

Cabe destacar que es de los pocos emuladores que emula a la perfección las demos técnicas Titan's Overdrive 1 y 2: 


Y en un futuro lo portarán a código ARM para poder implementar este interesante emulador a sistemas como la Raspberry Pi.

La web oficial del emulador es esta:


El autor del emulador se llama Mike Pavone. Desde su web podéis bajaros las últimas versiones disponibles. Aparte de la megadrive original, la única alternativa que emula el hardware real es las consolas de Analogue, concretamente la Mega Sg con placa FPGA por lo que una de las alternativas por software emulación más fieles a la máquina original es este emulador. Otro emulador muy avanzado que también pasa las pruebas más exigentes como la emulación de las demos Titan's Overdrive es Genesis Plus GX. En esta web detallan más técnicamente las particularidades de este estupendo emulador.

No hay comentarios