Conoce el as-nas: el pionero de los juegos de cartas persa

juego de cartas as-nas antigua persia


Conoce el as-nas: el pionero de los juegos de cartas

 

Los juegos de cartas o naipes son de las atracciones más populares que podemos realizar en un casino o incluso en una noche con nuestros amigos, y aunque siempre podemos aprender nuevos trucos de póker o nuevas técnicas para contar cartas en el blackjack, hoy te contaremos de una antigua actividad que pudo haber sido la pionera de algunos de estos juegos de cartas actuales, el legendario as-nas persa.

Se piensa que los orígenes del poker específicamente datan de la antigua China, cuando el gigante asiático era gobernado por sus largas dinastías. Esta teoría considera que la tradición de juegos con cartas comenzó en este lugar de Asia alrededor del siglo X, y es descrito como una mezcla entre los pasatiempos tradicionales de naipes que conocemos, con un poco del juego dominó.

Algunos historiadores piensan que, debido a la Ruta de la Seda y la cantidad de viajeros y comerciantes que la transitaban, esta actividad china llegó hasta la península ibérica, convirtiéndose en un juego que se llamaría “primero”.

De hecho, en cuanto al blackjack, también se piensa que pudo tener sus orígenes en la península ibérica, pues es mencionada en la novela de Miguel de Cervantes, Rinconete y Cortadillo.

Sin embargo, volviendo a los aparentes orígenes del poker, o tal vez de la mayoría de juegos de cartas que conocemos en general, se piensa que pudo venir de la antigua Persia (actual Irán) por consecuente del juego as-nas.

 

¿Qué es el as-nas?

 

El as-nas data del siglo XVII y era jugado ampliamente en Persia, (al igual que otro famoso juego de cartas aún más antiguo llamado ganjifa), pero se piensa que fue el as-nas el que trascendería para convertirse en alguno de los pasatiempos de baraja que jugamos hoy.

¿Por qué el as-nas y no los juegos chinos? Pues, esta recreación persa, al igual que el ganjifa, eran sumamente populares en el mundo árabe también y se piensa que fueron precisamente los árabes quienes los trajeron consigo a la península ibérica, naciendo así el juego conocido como “primero”. Sin embargo, más allá de su posible influencia... ¿Cómo es el as-nas?

 

¿Cómo era el as-nas?

 

Este juego es sumamente llamativo porque, aunque solamente existen cinco tipos diferentes de cartas, la historia lo recuerda por su particular estética, ya que eran pintadas a mano y podía notarse el delicado y dedicado arte que implementaba su creación.

Antes de enseñarte cómo se juega este particular pasatiempo con tanto valor histórico te hablaremos de sus cartas desde la que tiene mayor valor a la menor:

Primero tenemos la carta as, que significa lo mismo que en español, as. Esta carta era usualmente representada con un león (símbolo muy importante en Persia), dragones o leopardos peleando entre sí. También podían tener dibujos de algún cazador siendo vencido por estos feroces animales.

Luego sigue la carta shah o “sah” en español, que es título que se le daba a los reyes persas. Aquí se representaba al rey o monarca imponente en su trono o montando un caballo, mientras el diseño de la carta tenía un fuerte color verde.

Ahora vamos a la carta bibi, la dama, la cual era representada con una atractiva mujer sentada o sosteniendo un niño entre sus brazos. La decoración de esta baraja generalmente tenía coloración amarilla.

En cuarto lugar, tenemos la carta serbaz, que simboliza al soldado y solía tener a algún militar representado en ella. Al igual que la anterior, también tenía diseños de color amarillo o dorado.

Finalmente, llegamos a la carta con menos valor, la cual era llamada “couli” o “lakat”, la que muestra a un músico o a un grupo de bailarines, mientras tiene una pigmentación de tonalidades rojizas.

 

¿Cómo se juega el as-nas?

 

El as-nas se jugaba con alrededor de 20 o 25 cartas, y se repartían cinco unidades a cada jugador en dirección derecha. El primer jugador decide si aumenta la apuesta o si hace la llamada. Luego es el turno del segundo jugador y así sucesivamente conforme se van sumando los puntos.

Algo sumamente importante en el as-nas es lo que se conoce en los juegos modernos como bluffing, que podría traducirse a fanfarronear o presumir; y es que los jugadores intentaban forzar a sus contrincantes para que aumentasen la apuesta o que se rindan. Finalmente, el crupier da la orden de voltear las cartas, y aquel que haya tenido la mano con mayor sumatoria, gana.

Efectivamente se parece un poco al poker moderno, solo que con menos cartas y con estrategias un poco distintas.

 

¿Todavía se juega as-nas?

 

Lamentablemente, la repuesta más fidedigna a esa pregunta es que no. Para finales de los años 1800, el juego estaba cayendo en desuso y las cartas fueron paulatinamente reemplazadas por los naipes europeos. Además, casi un siglo después, en 1931, se estableció un monopolio en cuanto a la exportación y creación de naipes para controlar las ventas de los mismos en Irán.

En esa misma época la compañía británica De La Rue comenzó a fabricar cartas que emulaban el estilo persa, pero como también añadían símbolos clásicos de la baraja europea (como tréboles o corazones) el as-nas dejó de jugarse aproximadamente en los años de la Segunda Guerra Mundial.

No obstante, se sabe que algunas personas lo juegan en la actualidad utilizando barajas de otro estilo, mientras que las hermosas piezas artísticas que eran los naipes persas del as-nas, actualmente son exhibidos en los museos.

Entonces, aunque este legendario juego no sea una actividad común en los casinos o reuniones con amigos, el hecho es que probablemente fue el pionero, o al menos sirvió de influencia, a las clásicas actividades favoritas de los casinos como el blackjack o el poker.

No hay comentarios

Déjanos tu opinión