Origen e historia de los casinos

 

historia de los casinos

Conoce el interesante origen e historia de los casinos



Todos conocemos qué es un casino o salón de juegos, ya sea por sus máquinas tragaperras o por las luces fluorescentes acompañadas por el sonido de las cartas. En la actualidad, no solo podemos visitarlos presencialmente, sino que también tenemos la disponibilidad de jugar desde casa, como por ejemplo en la web casinoonlineespaña.es. Sin embargo, ¿Cómo comenzaron los casinos?, enhorabuena, hoy te contaremos su interesante historia.



Los juegos de azar


Primero, hay que preguntarnos, ¿Qué se hace en un casino?, pues en estos recintos las personas se dedican a jugar, pero no cualquier tipo de juegos, sino juegos de azar y con dinero de por medio. El origen de este tipo de actividades recreativas no es preciso, pues se sabe que los juegos de azar existían durante la existencia del Imperio romano y de la Antigua Grecia. Incluso, también se realizaban pasatiempos similares, donde se jugaba a la suerte y utilizando dinero, en la antigua China.

Después de los tiempos antiguos, se hicieron más y más comunes, pues también existían juegos de cartas en la antigua Persia, como el famoso as-nas; los juegos con barajas que se practicaba en Europa; y finalmente, las actividades utilizando dados, los cuales llegaron a Europa durante la tercera cruzada, traídos por los árabes.

Sin embargo, aunque ya la humanidad estaba familiarizada con este tipo de recreación y a las apuestas, no fue hasta el siglo XVII, o siendo un poco más específicos, en 1638, que se considera históricamente que los casinos comenzaron a existir.

El origen


Es hora de trasladarnos hacia el norte del sur europeo, a la actual Italia, donde se ubica la maravillosa
ciudad de Venecia, famosa por sus canales y botes, pero que fue probablemente el lugar donde nació el primer lugar del mundo que podría asemejarse a lo que hoy en día conocemos como un casino.

Como ya sabemos, las apuestas existían desde tiempos antiquísimos, así que, durante el siglo XVII, el consejo de Venecia, en aquel entonces una república independiente, funda el Ridotto, (o Ridotto de San Moisés por su cercanía a esta iglesia). El Ridotto era una casa de apuestas ubicada en un ala del Palacio Dandolo, hoy en día mejor conocido como el Hotel Danieli.

En ese momento no existía la palabra casino, pero era un lugar donde la alta sociedad podía apostar legalmente, mientras jugaban a la baseta (similar al blackjack actual) o al biribí (antecesor del bingo de hoy en día). Es por esto que se le considera como el primer casino, porque, aunque no existía la palabra aún, se ajusta perfectamente al concepto moderno que percibimos al escucharla. Posteriormente, más de 100 años después, fue cerrado en 1774 porque las autoridades consideraron que estaba empobreciendo a la sociedad. Sin embargo, la historia no terminaría aquí…

El primer casino


Eventualmente, el Ridotto, sería abierto nuevamente al público en general, ya no solo a la clase alta, y sería llamado Casino de Venecia, considerándose como el casino más antiguo de Europa y el mundo. De hecho, la etimología de la palabra casino proviene del italiano y significa “casa pequeña”. Sin embargo, para ese entonces ya los casinos eran recintos populares en distintos lugares del mundo, a lo largo y ancho del planeta. 
Pero, ¿cómo se popularizaron?...


La expansión de los casinos


Fue en el nuevo continente, o siendo más específicos, en Estados Unidos, que los casinos (aun sin llamarse así) comenzaron a popularizarse, recibiendo el nombre de saloon, o “salón del oeste” pues era en esta zona del país donde comenzaron a realizar juegos de azar apostando, aproximadamente desde el siglo XVIII.


Los salones de juegos se hicieron inmensamente famosos en el viejo oeste, donde la gente asistía a estos salones a divertirse con las cartas del blackjack o el poker mientras realizaban cuantiosas apuestas monetarias. En este momento, ya habiéndose expandido a otras regiones, las ciudades americanas más populares con este tipo de locales eran Nueva Orleans o San Francisco entre otras

Desafortunadamente para estos aficionados pioneros de los casinos, en el siglo XX las autoridades americanas prohíben este tipo de establecimiento, haciéndolos ilegales a nivel estatal. No obstante, en 1938, justo un año antes de que comenzara la Segunda Guerra Mundial, un estado en particular decide legalizar las casas de apuestas. La región en cuestión fue el estado de Nevada… Sí, efectivamente, en ese lugar donde hoy en día encontramos la ciudad más famosa por sus casas de juegos, hablamos de Las Vegas, Nevada. En 1975 se legalizan las apuestas en el estado de Nueva Jersey, haciendo que Atlantic City se convirtiese en la segunda ciudad más popular en cuanto a casinos en el territorio de Estados Unidos. Progresivamente, los casinos se fueron convirtiendo en algo famoso en todo el mundo.

Aunque sus orígenes fueron controversiales, debido a que han sido ilegalizados y legalizados en múltiples ocasiones, hoy en día podemos jugar en un casino al blackjack, con las tragaperras o con la ruleta en casi cualquier lugar del mundo, e incluso hacerlo desde la comodidad de nuestro hogar, pero siempre teniendo presente que es una decisión que se toma para pasar momentos de disfrute y diversión.

Si os ha gustado el artículo, compartirlo en vuestras redes sociales!

No hay comentarios

Déjanos tu opinión