Análisis Xenoblade Chronicles X, una gigantesca epopeya


xenoblade chronicles x analisis

Análisis Xenoblade Chronicles X

 

Tras 225 horas de juego, completar el 97,51%, y haber digerido un poco el juego una semana después, puedo sentir que doy por finalizado el Xenoblade X de Wii U. Tras esta epopeya, la cual me ha durado meses, querría también compartir con vosotros un análisis, mostrando las luces y también sombras que componen un título sobresaliente al fin y al cabo. Muchos sabéis que soy fan acérrimo a los trabajos de Tetsuya Takahashi (creador de Xenogears, Xenosaga, y la reciente nueva saga Xenoblade), por tanto, y aunque parezca mentira, lo intentaré hacer desde el lado más crítico, sin ser un fanboy, y creo que mejor que nadie podré opinar sobre los puntos positivos y negativos del juego, ya que los juegos creados por Takahashi me pertenecen de alguna forma, por lo que benévolo y crítico a partes iguales, pues tiene tantas virtudes palpables que al final son las que hacen grande a este juego. Comencemos.

La temática principal de Xenoblade X es la exploración, y se hace palpable desde el minuto 1 que comenzamos a controlar a nuestro personaje, una vez lo creamos en un buen editor de personajes. Digamos que la historia comienza en la Tierra, la cual se ha vuelto un campo de batalla entre otras razas alienígenas, dando por resultado la catastrófica noticia de la destrucción del planeta, y la consiguiente migración de varios humanos supervivientes a buscar otro planeta habitable y vivir. Pero tras un viaje de 2 años "tranquilo", una de las fuerzas extraterrestres ataca una de las naves humanas, teniendo que aterrizar de emergencia en un planeta salvaje lleno de peligros. Pronto se formará una sociedad y un sistema "jerárquico", donde los humanos supervivientes deberán cooperar explorando el extraño planeta salvaje llamado Mira, y hacerlo su nuevo hogar mientras lidian con las hostiles criaturas de Mira, así como conocer diversas razas inteligentes, algunos aliados y también los enemigos que destruyeron la Tierra.

En un principio la premisa principal puede recordar mucho a Phantasy Star Online, y de hecho, toma unas bases muy parecidas, potenciándolas tal vez en unos apartados, pero también alargando mucho en otros que profundizaré luego. Y siendo distintos cada uno de alguna forma, Phantasy Star Online, al tener un desarrollo más directo, puede llevarse algunos puntos más por lo que explicaré luego.

Audiovisualmente Xenoblade X es un portento técnico. Uno de los videojuegos más bellos que he podido ver, ya no sólo en Wii U, si no en muchos otros sistemas, tanto actuales como retro, debido a su diseño de escenarios preciosistas. Monolithsoftware ya lleva 10 años demostrando que trasladar los mundos abiertos al género jrpg puede ser el mejor punto para salvar un género denostado por el tiempo que no ha sabido adaptarse bien, y siempre seguiré diciendo que la saga Xenoblade, hoy día, es el mejor representante del género jrpg clásico, adaptado a los tiempos de hoy día. El planeta de Mira tiene una superficie gigantesca, ya que no solo consta de 400 km2, si no de varios niveles, montañas preciosistas, cavernas y recovecos que habrá que explorar. Es cierto que es un planeta salvaje, con digamos una ciudad muy bien implantada y viva, New Los Angeles, pero el resto es todo llanuras con un bestiario impresionante, con enemigos gigantescos, casi kilométricos, con sus comportamientos muy bien adaptados. Hay algunas zonas tecnológicas, pero es cierto que la mayoría del ecosistema es completamente selvático. Pero lo que quiero recalcar de mapamundi es su relieve, lleno de niveles totalmente explorables. El problema puede ser que, pasado un tiempo y aunque hay variedad, éstos pueden luego de varios cientos de horas de juego, antojarse repetitivos. No me malinterpretéis, los escenarios son una pasada, pero es cierto que hubiera preferido otro tipo de viveza, aunque claro, debido a la premisa de la que se parte, es normal que haya sido así.

La música del título es otro de los puntos álgidos del juegos. Hiroyuki Sawano, mejor conocido por trabajar en Ataque a los Titanes y Gundam Unicorn (siendo éste último trabajo, mi BSO favorita de toda la historia), ha compuesto una de las más bellas melodías de un jrpg (que no la mejor ojo), y es que aunque todo podía compaginar perfectamente para ser la mejor bso, es cierto que en temas de gustos, otras BSO me han gustado más. Pero desde luego que musicalmente el juego tiene una puesta en escena espectacular, y espero que se vuelva a utilizar más a Sawano para componer otros juegos, ya que actualmente es el compositor de moda en Japón, y por motivos más que obvios.

Otro de los puntos positivos del juego es su sistema de combate. Tiene un corte parecido a un MMORPG, pero adaptado a un juego offline que también puede disfrutarse de forma online. Los combates son muy desafiantes, complejos, tácticos y frenéticos. Hay que estar muy atento a los movimientos que hay que hacer, pues dentro hay QTEs, y hay que saber que artes utilizar con según que enemigos. Digamos que el juego no quiere proponer al jugador a subir niveles hasta que simplemente atacando mate a su adversario; el juego pretende que se conozca cada habilidad, arma, armadura, arte y enemigo, y así saber que utilizar. A nivel de juego, podríamos decir aquella famosa frase del creador de Street Fighter 2: "Fácil de manejar, difícil de dominar". Pues bien, esta frase va al dedillo con Xenoblade X. El juego podría pasarse sin problemas, pero claro, sin sacarle todo el jugo que tiene, y para ello hay que dedicarle muchas horas y leer muchos tutoriales por internet (ya que se explica todo fatal). Y ese es otro de los puntos negativos. A penas hay tutoriales, y el nivel de complejidad del mismo exigiría unas explicaciones grandes, las cuales han obviado y se limitan a soltar al jugador en el planeta, y que poco a poco vaya comprendiendo las complejísimas mecánicas ya no sólo del combate, si no de la exploración. Para entender mejor el juego, he tenido que buscar información en foros, porque si no no podría haber comprendido muchas mecánicas del mismo.

Por último, querría hablar de los mechas, la guinda del pastel. Mucha gente dice que el problema del juego es que nos dan los mechas demasiado tarde. Yo no diría que es un problema. Es decir, como comentaba al principio, la temática principal de Xenoblade X es la exploración. Al comenzar sin mecha (Skells), debemos recorrer los escenarios a patitas, lo que hace que debamos prestar atención y descubrir Mira por nosotros mismos, viendo la belleza de los escenarios, y pudiéndonos parar en ellos. Y ya una vez avanzado en el juego, nos otorgarán los Skells, con los que combatir será mucho más fácil (al menos en un principio), y por supuesto explorar Mira será más cómodo y bonito. Digamos que es la guinda del pastel que nos merecíamos, pero claro, para ello primero deberemos descubrir antes todo.

El diseño de los Skells son espectaculares. Como amante de los Mechas que soy, me han parecido de un realismo sin igual. Los mechas abren sus alas cuando planean, los boosters comienzan a arder cuando se va a hacer una ignición, y hay veces que la cámara se mete dentro de la cabina para mostrarnos como se ve desde dentro, y me parece maravilloso y bien implantado. Y el binomio de utilizar Skells y tu personaje "indefenso" me ha parecido una maravilla, pudiendo elegir siempre según el lugar o enemigo que queremos batir, así como la exploración. Espero que Takahashi siga imponiendo este sistema en futuros juegos, al igual que pasón con Xenogears y Xenosaga.

Entonces, ¿en qué falla Xenoblade X? Ya que tal y como hablo parece que es un título perfecto, y no, tiene muchos fallos que quiero desgranar ahora.

El juego está condensado de una forma, que podemos optar por 2 vías para pasárnoslo:

1. La rápida, que puede durar desde el speedrun más rápido de unas 4 horas o extenderlo al de una persona normal en unas 40 horas aprox, con el consiguiente problema que no se acabará disfrutando al 100%, ya que incluso en 40 horas de juego, la aventura sabrá a poco y encima sólo se dominará un 50% como mucho de lo que ofrece el juego, sin sacarle casi nada de jugo.

2. La lenta, explorando todo el juego bien, con lo que conlleva. Alargar el juego hasta límites insospechados, y extender la historia tanto que acaba dilatándose pudiendo no recordar que hacemos realmente en Mira pero sacándole todo el jugo al juego, y así se pueda ver las grandes bondades del título.

Yo opté por la segunda vía, y una vez pasado el juego no me arrepiento, pero es cierto que en muchos momento se me hizo MUY DENSO. Además de los 400 km2 de escenario, hay un problema de grindeo muy grande. Yo quise pasármelo sin utilizar en ningún momento la conexión a internet de Wii U, pues quería demostrar que cuando pasen 30 años y los servidores mueran, Xenoblade X es posible pasarse al 100%. Y lo es, pero a costa de un grindeo abusivo, donde deberemos ir y venir casi 100 veces al mismo lugar, y conseguir los objetos necesarios para pasarnos una misión. Y no sólo eso, muchos de esos objetos lo sueltan algunos enemigos de forma aleatoria, y a veces el % de aparición del objeto es muy baja, teniendo que acabar con cientos de esos bichos hasta que suelten el objeto preciado. En serio, esta parte de grindear fue muy abusiva, y una forma de alargar el juego artificialmente que tal vez no hacía falta. Pero claro, el juego tiene un componente online que querían utilizar, y para ello, ese grindeo abusivo lo querían digamos "remediar" usando las misiones online y consiguiendo de forma "fácil" esos objetos. Como digo, el juego se puede pasar al 100% sin utilizar internet, pero puede llegar a ser un suplicio para una persona no acostumbrada a jugar tantas horas a un juego.

Y ese es el "problema" de Xenoblade X. Es un juego de mundo abierto, donde al jugador se le da la opción de elegir si pasarse el juego a lo rápido (sin sacarle ni la mitad de su jugo), u optar por completarlo entero pero dedicarse en cuerpo y alma a él hasta poder llegar a un porcentaje alto. Por tanto, escoger la opción que sea va a conllevar puntos negativos. Que viendo la parte positiva, se disfrutará muchísimo, pero los puntos negativos están ahí.

Y es una pena, ya que por culpa de ese grindeo excesivo, muchos jugadores tal vez vayan a optar por la vía fácil y pasarse el juego rápido, perdiéndose así unas misiones secundarias muy interesantes y maduras, que sería otro de los puntos positivos del juego.

Tetsuya Takahashi ya demostró con Xenogears y Xenosaga, que lo suyo son los argumentos complejos, filosóficos y maduros, y aunque la parte filosófica del lore principal del juego se explica casi al final, muchas misiones secundarias están bañadas con mucho tinte moral. Por ejemplo, en un punto del juego, humanos y extraterrestres se ven obligados a convivir en la ciudad y cooperar juntos, pero claro, otros humanos estarán reacios a la situación, por la destrucción de la Tierra por otros extraterrestres, y en el juego se deberá lidiar con unas misiones de racismo bastante maduras y gores. Sin ir más lejos, el juego tocará temas como el suicidio, donde un personaje literalmente salta desde un edificio desparramando sus sesos contra el suelo, un poco escatológico la verdad. Otra de las misiones será de descubrir a un asesino encubierto que intenta asesinar a personas dentro de la ciudad. Y otras misiones serán de venganza, donde muchos personajes secundarios importantes morirán sin ninguna censura delante de nuestros ojos. Ahí debo romper una lanza a favor de Nintendo, por no haber censurado parte de estas tramas, que sin duda son bastante interesantes y mantienen al jugador pegado al mando hasta completarlas.

Pero claro, son tantas las misiones que hay que hacer, que algunas son un poco aburridas, y hacen que la historia principal se dilate mucho en el tiempo, mostrando eso si una conclusión más que satisfactoria, aunque dejando un sabor agridulce por no haberse ido contando poco a poco durante el juego. Pero se valora muchas cuestiones morales y debates filosóficos, seña de identidad de Takahashi en sus juegos, mostrando que los videojuegos ya no son un mero entretenimiento, si no que pueden mostrar otros debates importantes y cuestionables.

El juego además tiene una veintena de personajes que pueden unirse a tu equipo, cada uno con una historia bien hilada y desglosada en esas misiones. El problema creo que es que, aunque la personalidad de cada personaje se desgrana muy bien, yo personalmente he empatizado con muy pocos miembros de mi equipo. Creo que eso ya es algo personal, pero es cierto que en otros juegos casi empatizo con el equipo entero, y con Xenoblade X, pese a que muchas de sus historias son duras y bonitas, me ha faltado "algo" para que llegara a enamorarme de los personajes. Pero como digo, ya ahí sería una cuestión de gustos, y lo mismo otras personas opinan distinto a mi.

Por último, destacar la fantástica producción de Nintendo y Monolith, para que un juego así haya salido a la luz, así como la distribución occidental, pues el juego incluye en disco todos los DLCs, estando digamos "completo".

Y ya creo que poco más tengo que decir sobre este juego, que tiene una puesta en escena de 10, unas historias muy bien contadas e hiladas, pero cuyo problema pasa por su duración excesiva, alargada artificialmente por un desarrollo online que tal vez no hubiera sido tan necesario. Sin duda es un juego de 9, y es casi una obra maestra. Un juego RECOMENDABLE al 100%, pero con matices, pues no sabría si decir de jugarse en modo "completista", o jugarse de forma rápida para que dure unas 40 o 50 horas como mucho. Elijáis lo que elijáis, está claro que debéis jugar a él, pues se ha ganado a pulso ser, a día de hoy, el mejor exclusivo que queda de momento en Wii U, dándole a la denostada máquina de Nintendo, un gran valor gracias al juego que es.

Disculpad este extenso análisis, pero merecía ser grande ya que es un juego difícil de valorar en un pequeño párrafo. Sin más, un humilde servidor se dará una última vuelta por Mira con su Skell, para rememorar una vez más que ese planeta ha sido tan mío como es este, y a la vez lo he odiado y disfrutado a partes iguales, quedándome siempre con la parte positiva, que ha sido la experiencia mostrada.

Podéis seguirme en mis redes sociales como Char_aznable88 

Si os ha gustado el análisis, compartirlo en vuestras redes sociales y dejarnos un comentario!

No hay comentarios