Rejugando a: Flashback 25th Anniversary


Recién publicado para PS4 y XONE, Flashback conmemora el 25 aniversario del lanzamiento del juego desarrollado en su origen por Delphine Software en 1992, aunque ésta edición cuente a partir de la salida de Snes que fue en el 93. También se lanzó para Switch en junio de éste mismo año.

Queréis acompañarme mientras juego a este remaster? o mas bien relanzamiento con lavado de cara, con los mismos gráficos y sonidos pero adaptados para pantallas FullHD de mas de 50", no, no es un remake (hubo uno en 2013 de Ubisoft con una jugabilidad muy mala).  Aviso que estará lleno de spoilers, si ya lo he lo has pasado adelante, pero quien no lo haya jugado nunca, que deje de leer y se ponga a jugar! 

He adquirido el formato físico de PS4, así que empezaremos por el contenido. El estuche del disco viene con una funda de cartón, donde aparece el holocubo, el primer objeto que encontramos en el juego. Al fondo podemos ver nuestro protagonista en múltiples poses. En la parte trasera aparece de nuevo nuestro protagonista, con la misma imagen del menú del juego, y algunas imágenes de las pantallas del juego junto a la descripción. A mi parecer puede ser muy mejorable la carátula, es representativa pero no luce, solo se salva la parte de detrás. Lo bueno viene cuando sacamos la caja del estuche, con la misma imagen de la carátula que lucía en la Megadrive, que es la versión que yo tuve. Un plano cerrado de la cara del protagonista mientras el rayo choca en su frente. Es una imagen que llama la atención debido a sus contrastes de colores. La explosión de recuerdos que me vino a la mente es brutal, fue mi primer juego junto a Sonic The Hedgehog, y quizás el que más tardé en acabar. Hay que decir que no es un juego nada fácil, pero más asumible que el Another World, muy comparado con él, incluso tratándolo de segunda parte por su estética tan parecida cuando no tienen nada que ver el uno con el otro. Te daba la posibilidad de introducir passwords para volver a la fase donde múltiples veces quedabas atascado o muerto, gracias a ello y a base de infinidad de intentos logré acabarlo 2 años después, tan sólo tenía 13 años, y hay que tener en cuenta, que entonces no podía jugar más de una hora, y ni siquiera todos los días, era otra época.
Siguiendo con la caja, nos acompaña de dos paginas con pegatinas, un código de descarga de la nueva banda sonora y un magnífico libro de instrucciones mejor incluso que el de la época.





Metiéndonos al lío, al introducir el disco en la consola la instalación es mínima e inicia el juego. Después de los logos empieza la introducción, la misma, tal cual era, aunque con varios filtros de por medio, y la música remasterizada.
En el menú principal, nos aparece el inicio de juego y las opciones. 
Siempre, antes de empezar, investigo que ofrece las opciones, y lo primero ha sido quitar todas las mejoras visuales, incluido el efecto CRT, no se si es la nostalgia o mi gusto personal, pero está claro que los efectos añadidos desluce un juego que gráficamente se ve perfecto, y mas con la moda del pixel art. Y para rememorar más aún, dejo el sonido en 8-bits, que es exactamente el mismo que tenía en Mega Drive. 
La primera vez que escucho la música remasterizada jugando me parece muy extraña, lógico, tengo grabado a fuego el sonido chiptune, pero escuchando el disco, sinceramente, cuanto más la escucho más me gusta. Es la misma música pero en sintetizadores actuales, con la calidad que ello produce, si es cierto que tiene ligeros cambios, pero lo importante es que conserva la melodía original y la esencia. La escucho varias veces mientras voy y vengo del trabajo con los auriculares, ya que es corta, y cada vez me gusta más. Aunque jugando sigo prefiriendo la original.
Los extra añadidos son “tutoriales”, donde nos enseña en imágenes todos los movimientos del personaje, “Escenas de cine“ que como dice el nombre son las escenas animadas, “Jukebox” donde podemos escuchar la banda sonora, y la “Galería de arte callejero” que vamos encontrando en diferentes zonas del juego, nada del otro mundo, pero nunca están de más.

Iniciando el juego y poniéndonos un poco en contexto, nuestra historia empieza en el año 2142, en una de las lunas de Saturno, Titán. La introducción nos muestra como nuestro protagonista es perseguido pero consigue esquivarlos y alcanzar una especia de moto voladora, pero éstos salen detrás en un vehículo volador con un cañón el cual tras varios disparos logran alcanzarlo, derribándolo y haciéndolo caer en medio de la jungla. Así es como empieza la aventura.

Fase 1: Jungla de Titán.




El personaje, en el suelo, ve como el objeto que estaba delante de él cae al despertarse, así que nuestro primer objetivo será ir a recuperarlo. 

Es un juego en 2D, de plataformas, unos gráficos muy buenos en su momento y que dan la talla en el 2018, tiene detalles por todas partes, pero lo más sorprendente son los movimientos hyper realistas, aún a día de hoy siguen siendo maravillosos. 

La jungla la podemos explorar de principio a fin, a través de detectores activamos puertas o ascensores, láseres de protección que nos dejan frito al mínimo contacto, y objetos que necesitaremos para intercambiar entre personas. Quizás a primera vista parecerá que es una zona muy grande, en realidad son menos de 30 pantallas, pero está tan bien estructurada y el tamaño de los árboles, raíces y el terreno nos hace creer que estamos en una pantalla enorme. También debemos tener en cuenta que es una fase de aprendizaje, controlamos a nuestro personaje y aprendemos sus físicas y movimientos a base de prueba y error, y sobre todo muriendo varias veces en el intento. Andamos, corremos, saltamos, rodamos, disparamos, y encontramos diversos objetos y resolvemos cómo pasar por ciertas zonas mientras paseamos por la jungla, todo ello acompañados de un apartado sonoro que nos sumerge de lleno en el ambiente, sobre todo si dejamos el sonido remasterizado, el cual luce muy bien, y en ciertas ocasiones surgen melodías en los momentos más tensos y llenos de acción.
Mas nos vale memorizar los objetos y las alturas de las plataformas que se diferencian entre pantallas, ya que todo es muy parecido y puede facilitar la confusión o pérdida de la ubicación. Al ser un título con estética cyber punk, la tonalidad general es oscura y sucia, y eso le da un tono muy lineal que encaja muy bien, pero debemos estar atentos para no desubicarnos.
En esta zona tan sólo nos enfrentamos a dos clases de enemigos, unos pequeños robots que emiten descargas eléctricas, y unos mutantes armados, que no dudaran ni un segundo en dispararnos.
Pero antes de nada localizamos el holocubo, y al activarlo nos aparece una imagen holográfica de nuestro mismo personaje. Nos hace saber que somos Conrad, nos han borrado la memoria y que debemos ir a New Washington y contactar con nuestro amigo. A partir de aquí empieza la exploración de la zona y nuestra supervivencia para averiguar porque nos persiguen. Una vez conseguimos todos los ítems requeridos podemos lanzarnos a la ciudad sin correr ningún peligro de muerte.


Fase 2: New Washington 

Viendo el gran ventilador podemos imaginarnos que hemos llegado a la civilización, pero no precisamente a la ciudad, sino en sus alcantarillas. Así que tras activar el ascensor subiremos hasta el laboratorio, donde encontramos a nuestro amigo, que justamente está siendo atacado, pero tras resolver el encontronazo nos invita a sentarnos en una máquina donde nos devolverá la memoria y sabremos el porqué de la persecución, borrado de memoria y que debemos hacer. Es lo que tiene un guion conspirador futurista con aliens de por medio, muy de los 90, pero que en la actualidad tampoco está nada mal. 
La pequeña parte de la ciudad por donde podemos desplazarnos a través de 4 zonas divididas por el metro con los nombres de los continentes terrestres: Asia, America, África y Europa, con unas zonas muy concretas, así que deja poco por explorar.

Eso no significa que sea corta, ya que debemos conseguir un trabajo y realizar 5 misiones, que irán desde transportar un paquete, acompañar a un VIP, destruir un robot, salvar la ciudad de una explosión y eliminar una invasión de mutantes. Aunque estemos limitados en exploración, las misiones son variadas y con una dificultad muy ajustada, de tal manera que en algunas tenemos bastante margen de error, y otras deberemos hacerlas casi perfectas, así que más vale que tengamos el control del personaje dominado. 
La ciudad en si no difiere nada de las alcantarillas, gris y sucia, carteles de publicidad, gente que pasa de nosotros o nos ayudan bajo sus propios intereses, 
Así que una vez completemos las misiones, ya tendremos el camino hecho para entrar a la torre.

Fase 3: Torre de la Muerte



Nuestro objetivo es volver a la tierra, y para ello el camino más rápido es participar en un Show de TV para ganar un billete a la tierra, así que nos adentraremos en el espectáculo de la supervivencia. Llena de focos, cámaras, neones, interruptores, explosivos y enemigos por doquier, cómo no podía ser de otra manera, un deleite para los espectadores.
Se compone de 8 niveles, donde aumenta la dificultad a medida que subimos, y cada nivel es más pequeño dando la sensación de agobio. Para nuestra suerte, encontramos generadores de energía para regenerar nuestro escudo, y zonas de salvado para no tener que repetir todos los niveles en caso de muerte. 
Es de las fases que mas me gustan del juego, por su estética y acción frenética. Constantemente hay que disparar y correr si no queremos ser eliminados del concurso. Recuerda a la película “Perseguido” de Arnold Schwarzenegger (“The Running Man” 1987) salvando las diferencias. Los enemigos que encontramos son otros participantes armados con pistolas, robots y pequeños drones que atacan con electricidad. Una vez superemos todos los niveles seremos galardonados con el billete para viajar a la Tierra.



Fase 4: Puerto Espacial de la Tierra 



Por fin hemos llegado, nuestro objetivo cumplido, pero no va a ser nada fácil, ya que saben que estamos aquí y nos tienen preparada una emboscada.
Debemos bajar de la estación y dirigirnos a la parada de taxi para salir vivos de la que nos espera. La cosa pinta muy mal, ya que precisamente los que nos están esperando son policías, o es lo que parecen, y nos lo van a poner difícil.
A pesar de ser una fase muy corta, requiere mucha concentración por nuestra parte para no perder los nervios ante los múltiples ataques que nos esperan, ya que no nos van a dejar respirar tranquilos.
En esta fase, ya podemos reconocer estructuras y edificios que vemos de fondo y decoran el escenario, como la vegetación y el mobiliario urbano, todo con un toque futurista, incluso los enemigos llevan jetpacks con los que nos esquivan volando.

Después de infiltrarnos en el Club y escuchar una conversación realmente interesante entre un alien y un humano, si es que lo es, somos capturados y deberemos escapar del calabozo.

Fase 5: Club Paraíso

Nos encontramos en unos calabozos, quién sabe si es en el propio Club u otro lugar, el caso es que nos quieren muertos y debemos escapar como sea.

Mismos enemigos con algún dron añadido, y otra fase corta pero no tan intensa como la anterior, debemos tomárnosla con calma y averiguar cómo escapar, porque las prisas solo nos traerá muerte.

Aquí encontraremos el telecontrol con el que nos dará mas posibilidades de movernos por la zona teletransportándonos desde donde alcancemos al lanzarlo. Veremos celdas, garajes e incluso un laboratorio, hasta llegar a lo que parece una sala de teletransporte el cuál nos llevará a un lugar lejano.

Fase 6: Planeta Morph


Nos encontramos en un planeta, o eso creo porque parece las entrañas de un ser vivo, por la gama de colores rosa-fucsia-lila parece un organismo, todo y que encontramos algunas puertas y ascensores.

Ésta es la pantalla más larga y difícil de todo el juego con diferencia. Los enemigos, alienígenas que se mueven como seres viscosos y no reciben daño hasta que adquieren un estado antropomórfico, nos pondrán de los nervios y nos llevan al límite cuando aparecen más de uno. 
Como ya he dicho es larga, tendremos que subir, abrir puertas, activar ascensores, bajar plataformas, saltos precisos, caídas de gran altura y conseguir llaves matando a los propios enemigos, así que no nos libraremos de las batallas. He vuelto a sufrir mucho y ha perder los nervios, porque como todo juego de los 90 es injusto y te hace sacar lo peor de ti, pero como ahora no estoy por esas cosas no he tenido más remedio que utilizar el modo rebobinado en una zona concreta, son las ventajas de hoy. En los 90 me tiré días y días, quizás semanas, para pasarme esta zona, pero ahora no tengo tanto tiempo, así que por una vez no pasa nada.
Y es que la fase parece que no acabe nunca hasta que por fin bajamos un ascensor y aparece un punto de salvado.

Fase 7: Planeta Morph (parte 2)

Mucho menos difícil que la anterior, pero no por eso será sencilla. En cada pantalla de la fase tendremos una prueba, y eso incluye matar alienígenas, así que cada vez que acabemos con los enemigos, os recomiendo volver a subir el ascensor para regenerar el escudo y salvar para no repetir continuamente todo. Rápidamente llegaremos a lo zona final, no recomiendo correr si no queréis quedaros fritos, y una vez coloquemos la bomba para mandar a los aliens a descansar y dejarnos en paz definitivamente, ahora sí, debemos correr hacia la nave que vimos en la anterior fase, ya que están conectadas, y huir lo más rápido posible, así que cuando veamos el pie de la nave, subimos el ascensor y se acabó.





Conclusiones:

Volver a jugar a Flashback después de tantos años ha sido una experiencia enriquecedora. Me ha alegrado muchísimo, después de sufrir la dificultad del juego, a pesar de haberlo dejado en normal, haber sido capaz de pasármelo cuando era solo un niño. 
También he podido entender la trama a la perfección, ya que entonces mis conocimientos del inglés eran demasiado básicos y me perdía casi toda la trama.
Algunas pantallas son demasiada cortas, si hubiesen añadido alguna mas o algún extra para rejugarlo no hubiese estado mal, tan solo tiene el modo selección de dificultad, que personalmente después de haber sufrido en la última fase no me apetece volverlo a repetir, y eso que el juego me gusta mucho.
Poder escuchar la música de entonces ha sido gloria para mis oídos, aunque si no habéis jugado en su época os recomiendo la remasterizada. 
Los gráficos han aguantado perfectamente el paso del tiempo, son tal cual, salvo los ajustes que deben haber hecho para verlo en FullHD, limpios y nítidos, y con la vuelta al pixel art encajan perfectamente en la actualidad.
La jugabilidad sigue siendo muy buena una vez aprendes a controlarlo, aunque no es tan dinámico como muchos juegos actuales, pero sale muy bien parado.
La curva de dificultad es bastante correcta, salvo un pico en la segunda fase.


Sigue siendo un juego notable que ha resistido 26 años sin inmutarse, con su dificultad medida y un guion apañado incluso a día de hoy. Recomendado para todos aquellos que les gusto en su momento, y para los actuales jugadores que les guste los juegos con 2D y que supongan un reto.


Espero que no os haya resultado demasiado pesado y dejad vuestro feedback y opiniones, nos leemos!



No hay comentarios